Con esta placa la casa elimina el problema de humedad, y se siente hogar

Si hay un problema constante que sufren las paredes y techos de las viviendas es el de humedad. En mayor o menor medida y aun recurriendo a más de un método, reaparecen a los pocos días. Manchas, hongos y descascaramiento, inevitables, así como alergias, resfríos constantes y molestias respiratorias unidas al clima interno que se percibe.

Hasta ahora. La solución definitiva a esta situación incómoda viene por el lado de las placas de revestimiento que más y mejor protegen de la humedad. Tecnología y vanguardia unidas a una preferencia competente y estética, que ayuda incluso a reducir el gasto energético.

Sus características superadoras

Se trata de un sistema que, aunque resulte novedoso fue creado allá por fines de los años sesenta, claro, mejorándose cada vez más. Al punto de superar a otros revestimientos como el durlock o la madera gracias a un secreto único: su poder de evaporación, que va más allá de solo cubrir la humedad desde lo visual. Algo posible gracias a su costado microporoso. Así, la pared comienza a secar, y el ambiente se percibe húmeda de modo muy progresivo, sin afectar el hogar.

Consultamos a la gente de Leplak, líder en Buenos Aires en venta de este tipo de material que trata como ninguno los muros del hogar, y estos son en resumen sus mejores beneficios:

– Diseño: no existe una sola opción. Para gusto de cada cliente y estilo de decoración, existen numerosas placas que varían texturas, colores y dibujos.

– Funcional: la mejor parte es su simpleza de colocado. Sin necesitar días de trabajo, polvo en suspensión ni materiales aparte. Las placas antihumedad se fijan en horas pudiendo usarse el espacio, sin necesitar revoque, lija ni demás productos húmedos. Esto también minimiza el costo, la mano de obra es escasa.

– Aislan: más calor y menos ruido son dos de las ventajas paralelas más disfrutables de estas piezas. Se siente hogar, porque se logran ambientes confortables y cálidos. Más ecológico y menos presupuesto en servicios de luz y gas.

– Duran años: la inversión es solo una. Prácticamente no hay situación que las modifique. Su sistema y tecnología de elaboración lo respaldan. La humedad no las daña a través del tiempo, algo muy probable con otros métodos, y las bacterias tampoco. Son ideales, además, por su grado ignífugo.

Como vimos en esta nota, son muchas las razones para preferir las placas antihumedad en casa. La respuesta más buscada a los molestos y sucesivos inconvenientes de moho que reaparecen una y otra vez, definitivamente.

¿Buscás asesorarte y conocer más sobre ellas? En la web de Leplak encontrás diseños, info y datos súper interesantes de este material de tratamiento de alta calidad, belleza y eficacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *