¿Cómo limpiar correctamente el aire acondicionado y cada cuánto tiempo hacerlo?

Hay que tener en cuenta que para que tu aire acondicionado funcione de manera eficaz y aumente el rendimiento requiere de un al menos un mínimo mantenimiento regularmente.

Una limpieza adecuada del equipo consiste en realizar una limpieza de los filtros, que son los que intercambian el frío y el calor, y además de eso una limpieza del ventilador interior.   Si esto no se hace de forma regular, probablemente tu aire acondicionado no funcione lo más óptimamente posible y disminuirá su rendimiento considerablemente. Ello va a generar un mayor consumo eléctrico que va a forzar el funcionamiento del equipo, reduciendo su vida útil.

¿Cómo limpiar correctamente mi aire acondicionado?

Primero que nada tenés que comprobar que tu aire acondicionado esté apagado. Ahora podés seguir estos pasos sencillos y dejar tu aire funcionando adecuadamente:

1- Lo primero que tenés que hacer es la limpieza de los filtros: los filtros del aire acondicionados son la barrera que protege al equipo reteniendo todas aquellas partículas de polvos que estén suspendidas en el aire, así como también las esporas de moho y otros organismos que pueden resultar perjudiciales para la salud. Por este motivo, realizar una buena limpieza regular de estos filtros te ayudará a que la calidad del aire sea mejor, aumentar la durabilidad de tu equipo y además reducir su consumo. Para limpiarlo primero tenés que abrir la tapa del split inferior, luego retirá el portafiltros y pasá de manera suave una aspiradora. Si ves que aún continúa muy sucio una buena opción es sumergirlo en agua fría, nunca uses agua caliente porque los podrías dañar. También podés pasarle un cepillo con jabón y enjuagarlo con agua, por último dejalo secar en un lugar donde no le dé el sol directo ni el calor.  Recordá además limpiar los tubos que se encuentran atrás del filtro en el split para eliminar las bacterias que pueda tener. Déjalo un rato abierto para que se seque bien y ya o podés volver a colocar en el equipo. 

2- Limpiar el split interior: podés utilizar agua con jabón y limpiar muy bien la parte de las rejillas donde se acumula mayormente la suciedad. Por último, tenés que secarlo muy bien con un paño limpio. 

3- Comprobar la unidad exterior: controlá que las entradas de aire y el tubo de desagüe no estén tapadas. Podés limpiar con un cepillo o con aire a presión la batería de intercambio.

4- Verificá cómo está el gas refrigerante: controlá la carga del gas para asegurarte de que no tenga pérdidas. Si cambiás la carga de gas de tu aire muchas veces durante un solo verano por ejemplo, quiere decir que tiene una pérdida para reparar. Lo ideal es que lo hagas con un servicio especializado y que realice un buen trabajo, uno de ellos es MB Refrigeración que cuenta con personal capacitado y con mucha experiencia para brindarte un trabajo de calidad. 

5- Utilizá tu aire acondicionado adecuadamente y con responsabilidad: colocarlo en una temperatura de 25 grados es suficiente para mantener el ambiente.

Te recomendamos no cambiar la temperatura de forma constante, porque esto puede producir un mayor consumo de electricidad. 

Ahora ya sabés cómo mantener en condiciones tu aire acondicionado. Esperamos que puedas seguir estos consejos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *